GYM NUEVO JORAN

                     

 

Huracan Ramirez

Recuerdo que la primera vez que asistí a la Arena México tenía como ocho años, y como todos los niños deseaba comprar una máscara, así que me acerqué al vendedor, que tenía mucha gente alrededor de él; le pedí una máscara que me había gustado mucho, le pagué primero y me dio otra, la cuál no pude cambiar, pues entre el tumulto de los niños y los adultos, el vendedor se alejó rápidamente. Regresé a mi asiento inconforme y mi papá me dijo: “A ver tu máscara… ¡Ah, mira! ¡Es la del Huracán Ramírez!”. Esa fue la primera vez que escuché hablar de él. De la manera menos, pensada, la primera máscara que compré, fue la de una leyenda similar a El Santo. El martes pasado, a las 23:45 horas, falleció una de las últimas leyendas vivientes de nuestra lucha libre: Huracán Ramírez.
Daniel García nació en la Ciudad de México el 9 de abril de 1926, de una familia deportista, pues varios de sus hermanos se dedicaron a luchar profesionalmente como él.
Huracán Ramírez fue un personaje creado en 1952 por los hermanos Rodríguez Mas, para realizar una película donde un luchador profesional sería una especie de héroe de los oprimidos. Debido al éxito de la cinta, se decidió hacer una serie de películas con el personaje. Varios fueron los actores que dieron vida en la pantalla a Huracán, como Juan Rodríguez Mas, David Silva y Pepito Romay. Solamente pasó un año para que el personaje llegara al ring de una arena de lucha libre, convirtiéndose en un fenómeno de taquilla, pero esto trajo consigo el que varios gladiadores quisieran personificarlo. Así, luchadores como Eduardo Bonada, Fernando Osés, Enrique Llanes, Jean Safont, Miguel Angel Carta y Rogelio de la Paz utilizaron la máscara. La Comisión de Box y Lucha exigió que se pusiera orden en la situación. Bonada se quedó con el personaje, pero por sentirse incómodo por ocultar su rostro siendo un conocido galán de cine, decidió desenmascararse públicamente en Ciudad Juárez. Los dueños del personaje buscaron a un sustituto, siendo candidatos Octavio Gaona Jr., Memo Rubio y El Buitre Blanco. Éste último, de nombre Daniel García Arteaga, fue la persona designada debido a sus cualidades luchísticas, y aceptó el personaje a regañadientes, pues no le interesaba.
Daniel García, fue el menor de cuatro hermanos, todos luchadores (La Pantera Roja, Rudy García, El Demonio Rojo). Se caracterizó por encubrir su identidad de Huracán hasta a sus amigos más cercanos, algo que superó al secreto de El Santo o Mil Máscaras. Pronto obtuvo gran popularidad (Huracán ya era un personaje muy popular antes), e hizo giras por Japón, Estados Unidos, Cuba, Panamá, Bolivia, Colombia y Ecuador, entre otros países. Justamente Daniel se casó con su esposa Eulita en Bolivia, y pasó bastante tiempo en la nación.
Huracán también fue protagonista del primer combate entre un luchador y un boxeador. Se dice que estando en Colombia, desafió al boxeador Tigre Francés, combate que se realizó en mayo de 1963 en Bogotá y que supuestamente representó el primero de tal magnitud en toda hispanoamérica. Huracán se encumbró al estrellato en la Empresa Mexicana de Lucha Libre (CMLL) luego pasó a ser independiente, y eventualmente luchaba para la UWA de Francisco Flores, pero en eventos de gran postín. Su carrera en el cuadrilátero se extendió por 36 años, hasta que se retiró de manera gloriosa el 5 de febrero de 1987 en El Toreo de Cuatro Caminos; en aquella ocasión fue sacado en hombros por los aficionados, que emocionados supieron su verdadera identidad, ya que ese día, Huracán Ramírez dijo su verdadero nombre. Meses después hizo una película (la última que Daniel protagonizó) donde descubre su verdadera identidad por lo que la película no tuvo éxito pues el misterio estaba develado.
Durante su carrera, Huracán tuvo una clásica disputa con Karloff Lagarde sobre los títulos de peso welter de la NWA y ganó las máscaras de Espanto III y El Enfermero. Las mejores parejas que hizo fueron con El Santo, a quien acompañó el día de su despedida, y con Tonina Jackson.
Debido a que su retiro fue en los años ochentas, gozando de una gran éxito y popularidad, surgieron una serie de Huracanes, y aunque es triste decirlo, ninguno ha podido siquiera igualar los niveles de calidad y popularidad que logró Daniel García. Primero, Huracán Jr., que perdió la máscara contra Black Shadow Jr. en Monterrey, fungiendo como réferi ese día don Daniel García; después apareció Huracán Ramírez, perdiendo la máscara con Octagón, apareciendo Juan Sevilla, quien después lucharía con el nombre de Huracán Sevilla. Hasta ese momento, el nombre de Huracán Ramírez ya había sido mal ocupado y mal aprovechado, sobre todo porque ese nombre era para que lo defendieran a capa y espada, pues gracias a él, los luchadores mencionados lograron ascender rápidamente al estrellato y sin embargo no había sido así.
Ciclón Ramírez hizo su aparición, y aunque durante un par de años mostrara tener los tamaños suficientes para honrar el nombre, también perdió la máscara apareciendo Celso Reyes. Hubo un par de Huracanes más que no vale la pena mencionar, porque no destacaron para nada y solamente hicieron que el nombre se quemara en programas y funciones de poca o nula importancia. Así que antes y después de Daniel García Arteaga, Huracán Ramírez no trascendió. Daniel Garcia fue el único que hizo de Huracán una leyenda, un mito a nivel mundial. Hubo lugares del planeta en los que primero conocieron a Huracán y después a El Santo. En Europa, en algunas comunidades dedicadas al rock, a veces utilizaban la máscara de Huracán Ramírez para sus conciertos. Muchas de las giras luchísticas de Huracán se desconocen, pero es seguro que muchas ocasiones luchó en Europa. De la misma manera, se desconoce de forma oficial si alguna vez luchó contra Inoki, pero en algunas entrevistas, Daniel aseguraba haber luchado contra el astro japonés en varias ocasiones y en varios países como Japón y Hawai.
En lo personal, de las películas de lucha libre del pasado, las que más me gustan son las que tienen a Huracán como protagonista, pues los temas que trata son problemas comunes o hasta sociales. Los temas son enfocados según las circunstancias del tiempo en que se filmaron. Me parece que hacen del personaje no tanto un héroe, sino un ser humano bondadoso e íntegro, que trata siempre de ir por el camino del bien, y de la misma forma encamina a los que están a su alrededor por la misma vía.
Después del retiro, a Daniel García sólo se le veía en eventos sociales relacionados con la lucha libre y en otros rubros. Era un coleccionista apasionado de las pipas para fumar, presumiendo tener una pipa distinta de cada país al que había visitado.
En 2001, don Daniel revivió a Huracán Ramírez en el (por fortuna) desaparecido programa “Tómbola”, donde la misión de los entrevistadores era el de sacar de sus casillas a los entrevistados con preguntas sarcásticas, de mal gusto e indiscretas que ponían en un predicamento hasta al más pintado. Menciono que don Daniel revivió al Huracán, porque con sus declaraciones en verdad causó una vorágine de molestias e inconformidades con mucha gente del medio, al hacer declaraciones muy serias en cuanto al tema del alcoholismo, problema que sufrió durante gran parte de su vida. El error que tuvo en ese programa fue hacer mención de otos luchadores que habían tenido que ver no sólo con el alcohol, sino con la drogas; luchadores que ya estaban fallecidos, poniendo en entre dicho la verdad de la lucha y del deporte en ella. De pronto, como es costumbre en muchos medios, la lucha libre era presa de comentarios negativos, y de ello se le culpó mucho a don Daniel, pero a mi parecer, sus declaraciones fueron las de un hombre serio que sólo decía la verdad en un lugar equivocado. Finalmente, Blue Demon Jr., uno de los afectados (pues se habló de su padre), disculpó los desafortunados comentarios como todo un caballero, entendiendo que don Daniel había sido presa de los absurdos “periodistas” debido a su edad y así, poco a poco, todos entendimos la situación por la que Daniel García había hecho tales declaraciones.
El 5 de diciembre de 2001 surgió otro luchador que decidió darle vida de nuevo a Huracán Ramírez, con la aprobación de Juan Rodriguez Mas. Durante casi dos años, el nuevo Huracán hizo honor al nombre, pero en abril de 2003, en un acto de ética profesional, decide entregar la máscara por considerar que nadie podría llenar la máscara como don Daniel García, volviendo a retomar su antiguo nombre: “Voyager”
En 2003 se promovía un homenaje en vida en el Zócalo a Huracán Ramírez, pero por falta de apoyo del gobierno capitalino, dicho homenaje nunca se realizó. Incluso hasta Brozo apoyaba la causa (Súper Luchas # 21) al lado de Axel,-en ese tiempo El Plateado- en uno de sus populares programas.
A últimas fechas, Huracán Ramírez había estado delicado y fue hospitalizado debido a un infarto que había sufrido poco antes, y cuando los médicos hacían grandes esfuerzos por revivirlo, sufrió otro que le quitó la vida. Tenía 80 años de edad, pero parecía mas joven. Le sobreviven su esposa Eulita y su hija Karla.

Fuente: Super Luchas    Por Sergio Ossio

 

Inicio CulturismoBoxeo AerobicosLucha LibreNutricion Tienda

Buen Tono # 36 - 2 piso   Col. Centro   C.P. 06070   Delegación Cuauhtemoc  México D.F.
Tel: (01-55) 55100915   Email
: gym@nuevojordan.com

(01-55) 55100915

©2001 Gimnasio Nuevo Jordan®™ Todos los Derechos Reservados.
Prohibida la reproducción parcial o total de cualquier parte de este sitio sin previa autorización por escrito de: Grupo Hamd S.A. de C.V.


Web www.nuevojordan.com